Uno de los puntos más importantes para una gran obra de arte es un buen canvas. Lo mismo sucede con nuestro maquillaje: para un buen maquillaje es necesario una buena preparación y cuidado de la piel. Para ello es fundamental saber algunas reglas básicas que hacen toda la diferencia cuando se trata del cuidado diario de nuestra piel.

  • Doble limpieza:

Esto significa, literal, lavar nuestra cara dos veces. Aunque usemos poco o mucho maquillaje la doble limpieza es súper importante para remover maquillaje, suciedad y partículas de contaminación que se adhieren a nuestra piel con el paso del día. En la primera lavada solo removerá lo que suciedad y maquillaje que encuentres en la capa superior. Esta primera, se recomienda realizarla con aceite: disuelve maquillaje, bloqueador, partículas de comunicación y todo lo que no queremos en la superficie de nuestra piel.

La segunda lavada te ayudará a penetrar los poros y a eliminar cualquier partícula de sudor, de maquillaje o suciedad restante. Se recomienda usar un limpiador a base de agua como geles, cremas o espumas.

TIP: Masajea tu piel durante 1 minuto con cada producto. Utiliza agua tibia, no muy fría ni muy caliente.

 

  • Aplica tus productos en el orden correcto

Mejor conocido como layering, saber el orden correcto de aplicación de tus productos es fundamental para que cada producto se absorba apropiadamente en tu piel. De lo contrario estarás creando capas y barreras entre producto más densos sin permitir que algún menos denso se absorba.

El paso principal es la doble limpieza, ya que como se mencionó, al tener la piel libre de partículas permitirá que los demás productos penetren de mejor forma. Seguido por un tónico además de balancear el PH, ayudará a remover cualquier residuo. Recuerda aplicarlo también en el cuello y donde comienza el crecimiento del cabello. Después podrás usar cualquier tratamiento o esencia para que actúe directamente sin alguna barrera. Luego aplica tu suero o concentrado preferido. Continúa con la crema de ojos seguido por el hidratante y termina con aceites esenciales para crear una capa selladora. Al finalizar es súper importante aplicar bloqueador solar. 

 

 

  • Conoce tu tipo de piel
Al conocer tu tipo de piel, sabrás con certeza cuales son las áreas a trabajar, los productos e ingredientes ideales para tu piel. Cada piel es única, por lo tanto, requiere de rutinas con productos especializados, por lo tanto la mayoría de los productos en su etiqueta dicen para qué tipo funciona.

 

        • Exfoliación

        Exfoliar tu piel por lo menos una vez a la semana, eliminará la piel y células muertas que crean una barrera sobre tus poros evitando que esta se renueve. Dependiendo tu tipo de piel sabrás cuántos días a la semana puedes exfoliar tu piel. De dos a tres veces por semana si eres de piel grasa, si tienes piel seca o sensible, una vez a la semana está perfecto. Es muy importante no sobre exfoliar la piel ya que podríamos remover células saludables que protegen la piel contra la suciedad- Hay exfoliantes físicos, que contienen granos naturales de sal o azúcar que arrastran las células muertas, y exfoliantes químicos como AHAs que disuelve estas células muertas dentro de los poros.

         

         

         

         

         

        • Nunca olvides tu bloqueador

        El sol es uno de los factores que más destruye y avejenta nuestra piel. New England Journal of Medicine recientemente publicó fotos de un chofer de camiones, que gracias a sus labores, solo la mitad de su cara estaba expuesta al sol. Los rayos UVA dañaron el colágeno en su piel causando más arrugas e irregularidades en solo la mitad de su cara.  Hay dos tipos de rayos ultravioleta. Los UVB son aquellos que causan quemaduras, manchas en la piel e incluso cáncer. Por otro lado los UVA son aquellos que penetran aún más por lo que dañan aún más la piel causando arrugas, destrucción de colágeno y cáncer.
        Debes usar bloqueador todos los días, para los climas más fríos se recomienda una protección de SPF 30 y rating UVA de 3. Para los climas más soleados o con más exposición al sol es recomendable una protección de SPF 50 y UVA de 4.

         

        TIP: Existen bloqueadores en spray para que puedas retirarlo, sin necesidad de desmaquillarte.

         

         

         

         

         

        WhatsApp chat